Periscope, el enemigo

periscope

 

Y de repente, casi como por arte de magia, tenemos nuevo enemigo en boca de tod@s.

Periscope es una herramienta que básicamente nos permite retransmitir vídeo en tiempo real y compartirlo con el mundo vía Twitter. Facilita que emitamos en streaming sin apenas infraestructura: un smartphone es suficiente.

Sucede que en el Estado ha sido el futbolista del FC Barcelona Gerard Piqué quien ha convertido a Periscope en el enemigo, al emitir en directo imágenes de sus compañeros en el avión privado del FC Barcelona, ese al que los periodistas no tienen acceso; de su empresa, con aparición estelar de una fan incluída; o de aficionados coreando su nombre a las afueras del estadio.

Algunos periodistas no han tardado en criticar lo que entienden es una falta de respeto y menosprecio a su nuestra profesión, y acusan a esta y otras Redes Sociales de permitir a cualquiera ser periodista y tener el privilegio de informar, como si uno se convirtiese en fuente fidedigna de la noche a la mañana. Entiendo el escepticismo que puedan tener algunos colegas -a quién no le asusta lo desconocido-, pero les animaría a que vieran en las redes la posibilidad de contar con nuevas fuentes de información. Periscope, por ejemplo, puede ser una herramienta muy valiosa para conocer a tiempo real lo que está sucediendo a miles de kilómetros. El 13 de noviembre de 2015, por ejemplo, fuimos muchos los que echamos mano de esta herramienta para conocer lo que estaba sucediendo en Paris.

Las grandes competiciones deportivas, contra el uso de Periscope

Como no podía ser de otra manera, las principales organizaciones deportivas se han mostrado en contra del uso de este tipo de plataformas, que perjudicarían seriamente a terceros que disponen de los derechos televisivos de sus competiciones.

La UEFA y el COI no han tardado en vetar su uso en Eurocopa y Juegos Olímpicos. Me apena -aunque no me sorprende- que instituciones conservadoras como estas prohiban todo tipo de comunicación directa entre deportistas y usuarios, principalmente en su intento de proteger los derechos audiovisuales de patrocinadores. No obstante, siempre me queda la duda de si este tipo de organizaciones van más allá en sus análisis, y si estudian cómo estas nuevas plataformas que surgen pueden aportar otro tipo de ingresos a las instituciones, quizás con un contenido distinto al que emitan las televisiones y con un Target diferente.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies